Preocupación por el Acuario de Rosario

Hasta el momento no se renovó ningún contrato y en pocos meses el número de trabajadores bajó más de la mitad. CLG dialogó con uno de los empleados y con referentes de la gestión anterior

Por Santiago Ceron

Trabajadores del Centro Científico, Tecnológico y Educativo «Acuario del Río Paraná» están denunciando una situación preocupante, ya que aseguran que se lo está «vaciando», al no renovarse los contratos. Para fines de 2019 el lugar funcionaba con 27 trabajadores y hoy sólo quedan 12, sumado a que lleva más de un año sin un director designado, lo que genera una fuerte incertidumbre por el futuro de la institución.

El Acuario fue uno de los proyectos más importantes del gobierno de Miguel Lifschitz, siendo inaugurado en febrero de 2018. Luego de más de un año de funcionamiento, los problemas empezaron a aparecer en 2019. Según los trabajadores (todos contratados), la gestión que gobernaba en ese momento prometió pases a planta permanente, que nunca llegaron. Al asumir el nuevo gobierno de Omar Perotti llegaron más promesas de continuidad laboral, pero hasta el momento no se renovó ningún contrato que se haya vencido.

De esa forma, el número de empleados bajó drásticamente y hoy el Acuario está funcionando con sólo 12 personas contratadas, a puertas cerradas a causa de la pandemia del coronavirus. Es por eso que, preocupados por su futuro y el de la institución, los trabajadores comenzaron a hacer visible su reclamo a través de las redes, denunciando un «vaciamiento».

CLG dialogó con uno de los trabajadores del Acuario del Río Paraná, que prefirió resguardar su identidad, quien dio detalles del presente que están atravesando: «Venimos en una situación laboral precaria desde el inicio. La mayoría estamos trabajando acá desde 2017, antes de la inauguración, siendo monotributistas con contratos anuales. A su vez, la renovación del salario era anual y el monto se fue quedando corto por la inflación, fuimos perdiendo poder adquisitivo. Éramos un equipo chico de gente que fuimos los que pusimos en funcionamiento el Acuario, que lo armamos cuando estaba vacío, que juntó todos los peces y los adaptó, que armó las visitas».

El empleado se refirió a las charlas que mantuvieron con el gobierno de Miguel Lifschitz: «Durante la gestión anterior nos hicieron promesas de pase a planta y nos tuvieron hasta fin de año con esa promesa como para que no hiciéramos ningún conflicto. Cerca del cambio de gestión, nos enteramos de que no iba a haber ningún pase a planta y entramos en una situación mucho más desesperada porque no sabíamos lo que iba a venir».

Centro Científico, Tecnológico y Educativo “Acuario del Río Paraná”

«Cuando asumió el nuevo gobierno nos prometieron que la situación iba a mejorar, que iban a encontrar el modo de mejorar nuestras condiciones y nos garantizaron una continuidad laboral. Pero, a partir de ese mismo momento, en enero empezaron a vencer algunos contratos. Les pedían los papeles para la renovación y quedaban ahí. Hoy siguen sin novedades, llevan 6 meses sin trabajo», agregó.

El número de trabajadores siguió bajando, lo que provocó que aquellos que continuaron tuvieran que cambiar de rol: «Las veces que el Acuario abrió en 2020 hubo compañeros que de un día para el otro los cambiaron de puesto y los pusieron a recibir al público, porque muchos de los contratos que se habían vencido eran de guías». Y añadió: «Hoy seguimos sin novedades y llegamos a punto en el que de 27 trabajadores que había de forma estable en 2019, hoy quedan sólo 12 con contrato vigente. Hasta ahora no se renovó ningún contrato, sólo está la promesa de que se va a hacer».

Durante la cuarentena, el Acuario siguió funcionando a puertas cerradas ya que se deben realizar tareas de mantenimiento en los artefactos y se deben atender a los animales. El trabajador entrevistado contó que la comunicación con el gobierno provincial es prácticamente nula: «Es un poco confuso todo porque no tenemos diálogo con nadie, la secretaria de Ciencia y Tecnología, Marina Baima, ha aparecido algunas veces, pero tuvimos muy pocas oportunidades de reunión. Tuvimos diálogo con un contratado que es el subdirector del Acuario, que les llevaba nuestros pedidos a la Secretaría».

Si bien hubo poco diálogo, desde Provincia ya les han adelantado algunos cambios en la estructura: «Han expresado que tienen la intención de que el Acuario funcione con menos personal. En un momento llegamos a tener 50 guías, que eran pasantes, y nos dijeron que no existe la posibilidad de que eso se dé. Nos habían garantizado la continuidad laboral y en los hechos no se está dando».

«El vaciamiento es de personal, estamos llegando al límite de que el Acuario funcione de forma sostenible. La parte de insumos está trabada y eso nos complica el trabajo, por lo que también es un vaciamiento por ese lado. Hoy el Acuario está funcionando sólo con 12 trabajadores», concluyó.

La palabra de la gestión anterior

CLG dialogó con Erica Hynes, ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva durante el gobierno de Miguel Lifschitz y actual diputada provincial, quien opinó sobre la situación de la institución: «Nos gustaría saber qué es lo que pasa realmente en el Acuario. Hemos presentado un pedido de informe al Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología para que nos digan realmente qué es lo que está sucediendo. El Acuario cerró en diciembre del año pasado por mantenimiento, nunca abrió normalmente, sólo algunos fines de semana, y después vino la cuarentena. No tenemos conocimiento de lo que realmente está pasando hasta esta denuncia que hacen los trabajadores».

La ex ministra se refirió la extensa transición en el gobierno provincial durante 2019: «El Acuario no tiene director. Al momento de la finalización de nuestra gestión había un vicedirector a cargo, mantuvimos esa situación para respetar a la próxima gestión y que elijan lo que consideraban más adecuado, pero no nombraron a nadie y por lo tanto no hay un interlocutor para preguntar qué es lo que piensan hacer. Estamos en una situación muy particular, pero el gobernador ya anunció que van a abrir los shoppings y los museos, y no sabemos qué va a pasar con el Acuario».

Hynes aseguró que no tiene «elementos suficientes como para decir que hay un vaciamiento» y agregó: «Sí puedo decir que el proyecto original del Acuario se abandonó. El proyecto original no era sólo algo recreativo o turístico; tenía una pata muy importante científica y una pata educativa, con una interacción con coordinadores educativos, generación de contenidos pedagógicos, vinculación con toda la comunidad del río, grupos ambientales y demás. Todo ese recorrido integral del Acuario es lo que vemos que no existe más como propuesta, simplemente existe una alternativa turística».

Con respecto a los fallidos pases a planta permanente durante su gestión, la ex ministra argumentó: «Es cierto que en ese momento se produjo un conflicto con los trabajadores, como funcionarios salientes teníamos que respetar la Ley de Responsabilidad en la transición y no podíamos hacer nombramientos en los últimos 6 meses. Lo que hicimos fue proponerle al próximo gobierno que estos trabajadores que tenían cierta antigüedad pasen a planta permanente. No estaba en nuestras manos concretarlo».

«Lo que es cierto es que después de eso no se produjeron los pases, y tampoco se hicieron propuestas alternativas, que es lo que más preocupa. Hay una languidez en las políticas, no hay un plan, y mientras tanto se aprovecha para recortar en salarios que estaban vinculados a lo educativo, científico y el funcionamiento de la institución», concluyó.

Un Acuario sin director

El Acuario del Río Paraná se encuentra sin director desde mayo de 2019, momento en el que dejó el cargo Andrés Sciara, actual decano de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas. Desde entonces no se ha designado a una nueva persona en el puesto y hoy Alexis Grimberg es el subdirector de la institución.

CLG dialogó con el ex director Sciara, quien habló sobre su tiempo al frente del Acuario: «El Acuario es un centro científico, tecnológico y educativo. Estaba emplazado como un espacio de referencia, tanto en lo que hace al medio ambiente, como en el turístico y educativo. Estamos hablando de más de 350.000 personas que en dos años visitaron el Acuario, sin contar a las escuelas».

«Cuando dejé mi cargo el Acuario estaba en pleno funcionamiento y en plena recepción de gente, con 50 residentes. En la transición lamentablemente no hubo gente que llegue del gobierno actual antes de que nosotros terminemos nuestra gestión. En la mayoría de los contratos estaba planeada la renovación», agregó.

Sciara también se refirió a los pases a planta que no se dieron: «La intención de hacer pases a planta permanente estuvo cuando yo ya me había ido, no se dio, pero entiendo que pasó lo mismo en muchos otros lugares. Sé que no se han renovado los contratos».

FUENTE: https://conlagentenoticias.com/trabajadores-del-acuario-denuncian-vaciamiento-solo-quedan-12-empleados/